Día Mundial de la Libertad de Expresión y de Prensa - 2018

Cada año, el 3 de mayo es una fecha en la que se celebran los principios fundamentales de la libertad de prensa. Esta fecha brinda la oportunidad de evaluar la libertad de prensa a nivel mundial, de defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, así como rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el desempeño de su profesión.

En 2018, la UNESCO celebrará la 25ª edición del Día Mundial de la Libertad de Prensa. El evento principal organizado conjuntamente por la UNESCO y el Gobierno de la República de Ghana, tendrá lugar en Accra, Ghana, del 2 al 3 de mayo. El tema global de este año es "Los frenos y contrapesos al poder: medios de comunicación, justicia y estado de derecho" y se centrará en cuestiones de medios y la transparencia del proceso político, la independencia y la alfabetización mediática del poder judicial, y la responsabilidad de las instituciones estatales frente al público. El día también será una oportunidad para examinar los desafíos actuales de la libertad de prensa en línea.

El periodismo y la información confiable son contrapesos al poder y preservan los procesos democráticos.

El rol vigilante de los medios de comunicación es crucial para hacer rendir cuentas a los gobiernos y las instituciones.
Una de las principales contribuciones de los periodistas a la democracia y el desarrollo sostenible es su trabajo para monitorear e informar los abusos a los procesos democráticos. Al hacerlo, los periodistas fomentan la transparencia, la rendición de cuentas y el estado de derecho. La cobertura de los medios ayuda a la democracia, contribuye a la igualdad de género y al desarrollo sustentable.

Los medios independientes y de calidad ayudan a lograr procesos electorales libres, justos y transparentes.
La integridad y la legitimidad de las elecciones solo pueden garantizarse a través del respeto a las libertades fundamentales de expresión y acceso a la información. Los medios libres ayudan a monitorear la legalidad del proceso de votación y complementan el rol de los tribunales como garantes del estado de derecho.

Los medios de comunicación libres y plurales actúan contra la polarización, la cual puede manipular la opinión del electorado durante las elecciones.
La fabricación de “noticias falsas” en las redes sociales pueden polarizar a la gente y provocar conflictos, a la vez que desacreditan el periodismo auténtico. Los medios libres, independientes y plurales proveen a los ciudadanos con información de calidad y exhiben la desinformación.

Las leyes sobre el acceso a la información y la transparencia de los centros del poder, son necesarias para que los medios cumplan su función de vigilancia.
Los marcos legales para el acceso a la información y la transparencia son una piedra angular para construir una cultura de apertura y facilitar la labor de los periodistas para brindar información al público, lo cual contribuye a la buena gobernanza.

Un poder judicial independiente debe garantizar el estado de derecho y proteger las libertades fundamentales.
La libertad de expresión, la libertad de información y la seguridad de los periodistas son derechos que deben estar plenamente protegidos por los tribunales y por los agentes encargados de hacer cumplir la ley. Estos deberían estar bien versados en las normas internacionales y la jurisprudencia regional sobre la libertad de expresión.

Los jueces y los funcionarios judiciales actúan como garantes de la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas.
Al aplicar pautas claras prescritas por la ley, los funcionarios judiciales pueden evitar la suspensión arbitraria de la libertad de expresión, garantizar el juicio de aquellos que han atacado a periodistas y enviar una fuerte señal al público sobre su derecho a expresarse sin miedo.

La libertad de prensa es esencial para la paz, la justicia y las instituciones fuertes.
La contribución de los periodistas y los trabajadores de los medios está relacionada con el Objetivos de Desarrollo Sostenible 16 (ODS 16). Para alcanzar este objetivo, se deben desarrollar instituciones efectivas, responsables y transparentes en todos los niveles. La libertad de prensa es esencial para esto.

Son necesarios marcos legales para proteger a los periodistas y a sus fuentes de las amenazas de los ataques digitales.
Los gobiernos deben diseñar marcos jurídicos para responder a los riesgos que enfrentan los periodistas cuando trabajan en línea y todas las partes interesadas, deben diseñar programas de entrenamiento apropiado.

Adoptar la universalidad de Internet es fundamental para fortalecer un Internet basado en los derechos humanos, que sea abierto, accesible para todos y que garantice la participación de múltiples partes interesadas.
Los Indicadores de Universalidad de Internet están siendo desarrollados para ayudar a los gobiernos y todas las partes interesadas a evaluar y mejorar su entorno nacional en materia de Internet.

Las interrupciones intencionales al Internet son una forma de censura.
La filtración de contenido, el bloqueo de sitios web y los cierres de Internet son una medida general para ejercer control sobre el flujo de la información. Estas acciones típicamente constituyen restricciones al acceso a la información y la libertad de expresión. Muchos Estados aún necesitan una base legal bien definida para alinear estas limitaciones con estándares internacionales sobre su legalidad, necesidad y legitimidad.

Para más información sobre el Día Mundial de la Libertad de Prensa 2018, visite:
es.unesco.org/commemorations/worldpressfreedomday/2018